Nueva ubicación para el Ateneo. Editorial de Onda Cero

Durante siete años Cáceres estuvo volcada en conseguir la capitalidad europea de la cultura en 2016. Se creó un corsorcio entre todas las administraciones (Junta, Diputación, Ayuntamiento) y se realizaron importantes inversiones con ese objetivo. Todo ello, hasta que nos quedamos fuera de la competencia con otras ciudades que tuvieron mejor resultado.

Después de ese varapalo, en septiembre de 2010, todos los responsables políticos se manifestaban a favor de continuar la labor realizada, de convertir el consorcio en un nuevo ente “que gestione y trabaje la cultura de la ciudad”.

Y la verdad es que si queremos ser, al menos, la capital extremeña de la cultura aún no existe un proyecto creíble y viable que sirva de catalizador y que rentabilice las inversiones realizadas por el consorcio Cáceres 2016.

En situaciones de crisis económica son más necesarios que nunca los proyectos de desarrollo cultural, que suelen ser la mejor medicina preventiva de muchas de las crisis sociales que se producen en las aglomeraciones urbanas. Y además la promoción cultural es siempre motor del desarrollo económico y social.

Por eso es muy importante no olvidar que, a pesar de la escasez de recursos económicos del ayuntamiento de Cáceres y la imperiosa prioridad de la creación de empleo, hay objetivos colectivos que deben presidir toda nuestra actuación ciudadana, como es este de hacer de Cáceres una auténtica capital cultural.

Y si este es un objetivo estratégico, deben adoptarse decisiones con visión de futuro que vayan en esa dirección. Por ejemplo, en el mes de junio la comisión municipal de participación ciudadana acordó renovar la cesión, por cinco años, del edificio que utiliza el Ateneo de Cáceres.

Creo que nadie discutirá la gran labor que realiza el Ateneo para el desarrollo y fomento de la cultura en nuestra ciudad. Lo que no parece que sea lógico es que –si queremos fomentar la cultura— el Ateneo siga teniendo su ubicación en la esquina más alejada del cuadrilátero que conforma el Nuevo Cáceres. 

Por eso me atrevo a proponer que el Ayuntamiento y la Diputación se pongan de acuerdo en destinar a fines culturales el edificio que actualmente ocupa el Hospital de Nuestra Señora de la Montaña, que es propiedad de la diputación y que deberá ser devuelto por el Servicio Extremeño de Salud cuando se abra el nuevo hospital de El Cuartillo.

Es un gran edificio, muy céntrico, situado además junto a la Biblioteca Pública, que podría convertirse en lugar básico de referencia cultural, no solo de la ciudad sino de toda la región.

Se trataría de lograr que el mismo edificio que se ha ocupado de la salud corporal de los cacereños, cuide en el futuro inmediato de su salud intelectual.

Acerca de

Blog de la Asamblea local de Izquierda Unida de Cáceres

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las 4 Esquinas sep-oct 13
Margarita González-Jubete encabeza la lista de IU para la ciudad de Cáceres