La crisis es el Sistema

La crisis económica está suponiendo un aumento de la desigualdad en rentas y riquezas, pero también lo está haciendo en derechos y oportunidades. El desempleo, la bajada de salarios, la subida de impuestos a las rentas medias y bajas, los desahucios de las viviendas, los recortes en sanidad y educación, son las causas de ese incremento de la desigualdad y del aumento de la pobreza.

Los datos que ofrecen las encuestas de población activa y de calidad de vida del Instituto Nacional de Estadística, así como los informes elaborados por Cáritas, nos ofrecen una visión realmente aterradora de lo que está sucediendo en nuestro país, en nuestra región y en nuestra ciudad

La crisis económica ha venido dada por las políticas puestas en práctica en las últimas décadas, que han favorecido un modelo de desarrollo sustentado en la desigualdad, el deterioro del medio ambiente y la exaltación del mercado como el más eficiente mecanismo de asignación de los recursos.

Y, no obstante, la salida que se quiere dar a la crisis se basa en los mismos supuestos que han conducido al desastre. Estas políticas económicas tan desafortunadas dificultan aún más la posible recuperación —————————————————————-

Las políticas económicas seguidas por el PSOE, desde mayo de 2010, y por el PP, desde el inicio de su mandato, perjudican notablemente a las clases sociales medias y bajas. Ambos partidos mayoritarios han tomado medidas que son claramente favorecedoras de los grandes intereses económicos -sobre todo financieros-, y pretenden fundamentalmente aprovechar la crisis para acabar con el modelo social del estado de bienestar.

Una vuelta al pasado que trata de debilitar a la clase obrera y a los movimientos de contestación y protesta.

Este intento de reforzar del poder del capital está arruinando la economía, desprestigiando la política y acabando con la cohesión social. La desarticulación de la sociedad es manifiesta. Lo que puede conllevar, más pronto que tarde, riesgos para el propio sistema capitalista neoliberal. Porque tirar piedras al propio tejado nunca ha servido para arreglar las goteras del edificio.

La desigualdad, que tiene varias dimensiones, se agrava con las políticas llevadas a cabo, que están generando un gran malestar ciudadano. Malestar que se agudiza ante la aparición de los graves casos de corrupción política que van aflorando y que están generando las condiciones para un aumento de la conflictividad social, a la que, sin embargo, los gobernantes hacen oídos sordos.

Todo ello puede tener costes muy elevados para el futuro más inmediato. La desigualdad creciente tiene un precio que se está pagando ya, pero el precio puede ser mayor en los meses venideros, si no se cambian las políticas económicas.

La crisis es del sistema.

Anuncios
Acerca de

Blog de la Asamblea local de Izquierda Unida de Cáceres

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las 4 Esquinas sep-oct 13
Margarita González-Jubete encabeza la lista de IU para la ciudad de Cáceres