ESTUDIO DEL BORRADOR DE PROPUESTA DE RENTA BÁSICA PRESENTADO POR EL GOBIERNO DE MONAGO

NOTA:

El actual ejecutivo ha presentado un borrador de Renta Básica. El mismo no puede calificarse en modo alguno de “renta básica”, ni por el número de perceptores, cantidades estimadas, procedimientos y en general el contenido de la ley. No obstante a lo largo de este estudio se mantendrá la denominación presente en el borrador de Anteproyecto.

 CONSIDERACIONES GENERALES:

 LA PROPUESTA DE RENTA BÁSICA SUPONE UN RETROCESO RESPECTO A LAS ACTUALES AISES

 En Extremadura la única cobertura social autonómica que existe destinada – exclusivamente a personas en situación de emergencia social – son las AISES[i], reguladas mediante el decreto 281/2011 de 18 de noviembre (DOE 225 de 23 de noviembre de 2011).

El borrador presentado, pese a su denominación, persigue atender al mismo colectivo, personas en situación de emergencia social, es decir, que estén ya en riesgo de pobreza absoluta. El problema es que las condiciones que se plantean para acceder a esta renta básica son peores que las que se regulan en la actualidad para acceder a una AISE.

IU viene planteando su propuesta de Renta Básica como una cobertura, como mínimo, destinada a toda persona que, estando en situación de desempleo, no tiene ninguna otra fuente de ingresos. En Extremadura estaríamos hablando de cerca de 70.000 personas en esta situación.

Las AISES dicen perseguir el mismo fin – aunque exclusivamente – y tienen una finalidad concreta “posibilitar la cobertura de las necesidades básicas de las personas que carezcan de recursos económicos con la finalidad de propiciar su integración social[ii]“. En parecidos términos se pronuncia el Anteproyecto de RB: “Regular el acceso al derecho subjetivo a una prestación económica (…) destinada a cubrir las necesidades básicas de subsistencia de quienes se encuentran en situación de exclusión social”[iii].

Ahora bien, los requisitos, obligaciones, procedimientos y documentos que se han de seguir y presentar para obtener esta ayuda varían entre las actuales AIESES y el anteproyecto de ley:

  1. El decreto de las AISES exige estar empadronado en Extremadura con, al menos, 1 año de antelación a la solicitud. El anteproyecto de ley lo eleva a 4 años.
  2. El decreto de las AISES establece la edad mínima para acogerse a esta ayuda en 16 años. El anteproyecto lo eleva a los 25 años, aunque se establezcan excepciones.
  3. El decreto de las AISES regula una ayuda de 400 euros, el anteproyecto de 372.
  4. El decreto de las AISES exige la presentación de 14 papeles para poder optar a la ayuda, el anteproyecto exige 15.ç
  5. Pero, sin duda, donde la comparación entre el decreto y el antreproyecto resulta más preocupante es a la hora de regular las incompatibilidades de la ayuda. El anteproyecto mantiene la misma restricción que el decreto de las AISES, incluso empeorándolo. Por su importancia este apartado se desarrolla a continuación:

 El Anteproyecto de Ley supone que miles de extremeños en situación de emergencia no podrán acceder a la ayuda

 El decreto de las AISES en su artículo 7 establece que “se encuentran en situación de emergencia social aquellas personas, o unidad familiar y/o de convivencia de la que formen parte, que se encuentren en situación de extrema gravedad económica, entendida ésta como disponer de unos ingresos mensuales no superiores al 75% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM)[iv], incrementado dicho porcentaje en un 8% por cada miembro más de la unidad familiar y/o de convivencia”; dichas personas – o unidad familiar – tienen derecho a la ayuda.

El artículo 9 del Anteproyecto de ley establece que “a los efectos de esta Ley, se entenderá que existe carencia de medios económicos cuando concurran todas y cada una de las siguientes circunstancias:

  1. Que la suma de los ingresos netos mensuales del solicitante y demás miembros de la unidad familiar o de convivencia, a fecha de presentación de la solicitud y durante el periodo de percepción de la Renta Básica Extremeña sea inferior a la cuantía de ésta, más los complementos que pudieran corresponderles”

¿Qué significa este párrafo?

Que cualquier hogar, cualquier familia, donde uno de sus miembros, solo uno de sus miembros, perciba un ingreso superior a la cuantía mensual de la renta a la que tendría derecho, ya no podría percibir la Renta Básica. La cuantía de la Renta mensual son 372 más un 10% por cada miembro de la unidad familiar en el Anteproyecto.

 Pondré un ejemplo para aclararlo:

Si una familia compuesta por 2 hijos, 2 padres (parados) y una abuela que percibe una pensión de 521 euros solicita la ayuda no se le podrá prestar, porque uno de sus miembros recibe una pensión de 521 euros. 5 personas tendrían que vivir con 104 con 16 euros cada uno.

En el decreto de las AISES – que ya es de por sí muy limitado, claramente insuficiente – esa misma familia tendría derecho a la ayuda. Por decirlo con números, mientras  en esa familia de 5 miembros la abuela no perciba 527 euros mensuales en concepto de pensión,  se puede recibir una AISE. Con el anteproyecto no, porque esos 5 miembros se supone que viven bien con 521 euros.

La diferencia entre las AISES y el Anteproyecto en este punto, como se ve, es muy similar, ligeramente peor en la propuesta del PP. En todo caso supone aceptar que la renta básica en Extremadura no sea otra cosa que unas AISES.

La intención del gobierno de Monago de disminuir el número de perceptores de la Renta Básica se hace evidente en la continuación de ese mismo artículo 9:

Se establece que para el derecho a la prestación no se tendrá en cuenta los siguientes conceptos:

  1. Las asignaciones económicas por hijo a cargo menor de 18 años.
  2. Las prestaciones del sistema de promoción de la autonomía personal (ley de dependencia)
  3. Las retribuciones económicas por acogimiento en familia extensa de menores en protección.
  4. Cualquier otra ayuda de naturaleza social, de carácter no periódico y finalista(la renta básica sería compatible con una ayuda a la alimentación de cruz roja, siempre que esa ayuda no fuera mensual)

En una palabra, cuando han detallado los ingresos que una familia podría tener y no cuentan a la hora de acceder a la renta básica se han cuidado muy expresamente de no incluir ahí una pensión – contributiva o no contributiva – un subsidio, etc.

Solo con esa redacción miles de extremeños en situación de emergencia quedan automáticamente fuera.

 Vivienda

También se regula en la AISES que si un solicitante tiene viviendas, bienes muebles o inmuebles ostentosos no puede percibir la ayuda. Queda exceptuada de esa consideración la vivienda familiar habitual “y aquellos bienes que sean necesarios para ejercer actividad profesional, siempre que sea constatable[v].

En el caso del Anteproyecto tampoco se tiene que ser propietario de otros “bienes muebles o inmuebles cuya explotación o venta les pudiera reportar recursos económicos en cantidad igual o superior a la cuantía de una anualidad de la Renta Básica “[vi] pero, a diferencia del decreto de la AISES, tampoco se pueden tener “bienes que durante un período mínimo continuado de seis meses en los cuatro años inmediatamente anteriores a la presentación de la solicitud hayan sido un medio para desarrollar la actividad laboral”

Que quiere decir esto:

Que antes de solicitar la Renta Básica tienes que vender todo lo que pueda considerarse que reportaría recursos, debes vender tu huerto si lo tienes, una segunda casa familiar heredada de los padres, muebles antiguos si los tuvieras, las joyas de la abuela si valieran en el mercado 4.000 euros. Y si tenían un negocio que has tenido que cerrar – un quiosco de pipas, aunque sea –  pero conservas esperando a tiempos mejores, eso también tienes que venderlo. No puedes poseer nada, absolutamente nada. Solo una casa familiar y sin ostentación. Debes haberte deshecho de todo, y solo entonces, cuando pueda declararse que eres pobre de solemnidad, un pobre aceptable a los ojos del gobierno, pobre sin más recursos que acudir a la mendicidad, entonces puedes pedir la ayuda.

¿Exagerado? El artículo 10 facultad a los técnicos de la Administración para entrar en la casa del solicitante y comprobar sus bienes[vii]  y el artículo 16 te obliga a aportar la certificación municipal de los vehículos de toda la unidad familiar[viii], para comprobar que no se tengan coches “ostentosos”, imaginamos,

Como anécdota diremos que el mismo artículo 10 punto h te impide “practicar la mendicidad” y el punto b te obliga a “destinar la prestación concedida a la finalidad prevista en el artículo 4 de la ley”: satisfacer las necesidades básicas de subsistencia: prohibido beber vino.

 Una criminalización del pobre

 El pobre siempre es un vago, un borracho y responsable de su situación. En el siglo XIX se hablaba de “la canalla”, Franco lo desarrollaría en su ley de vagos y maleantes. La pobreza se consideraba y se sigue considerando una patología, una enfermedad.

En el Anteproyecto de ley la palabra “desempleo” aparece citada una vez. El término “exclusión social” es habitual y persistente. La percepción de la ayuda siempre se vincula a una finalidad, la búsqueda activa de empleo, repitiéndose esa cantinela de que el parado lo está por su culpa: por falta de motivación, por falta de interés… jamás por la estructura económica de este país. No se establece el derecho a percibir una renta para asegurar una existencia mínima.

El artículo 22 establece que la ayuda podrá ser suspendida en el mismo momento en el que percibas recursos durante 6 meses que superen los 372 euros. Cualquier cambio en la unidad familiar, la venida de un hijo, la partida, la muerte de uno de ellos, debe ser comunicado inmediatamente a la administración regional en 10 días. El artículo 21 establece que hay “disminución o aumentos de miembros de la unidad familiar cuando alguno de ellos se incorpore o se ausente del domicilio habitual durante un periodo igual o superior a 15 días”, hasta tal extremo de detalle se llega. En esa familia perceptora de la Renta Básica nadie puede estar fuera del domicilio más de 15 días.

 CUANTÍA, DURACIÓN Y PROCEDIMIENTOS

  1. Cuantía: el artículo 11 del anteproyecto determina que la cuantía mensual de la Renta Básica será el 70% del IPREM, es decir: 372 euros (en las AISES son 399 euros) y se puede aumentar hasta un 10% por cada miembros de la unidad familiar, aunque nunca se puede llegar a superar el 120% del IPREM: se puede llegar a un máximo de 638 euros (en una familia de ¡ocho miembros todos en paro!)
  2. Como queda dicho en la familia solicitante ninguno de sus miembros puede percibir un salario, pensión, prestación o subsidio superior a la cuantía de la renta básica a que tenga derecho.
  3. Se establece una duración de 6 meses prorrogables a otros 6. Excepcionalmente se puede llegar a los 18 meses previo informe detallado.
  4. La tramitación de la ayuda puede durar 3 meses ampliables…
  5. El artículo 25.5 y 40.2 se confía a un reglamento posterior, es decir, que una vez aprobada esta ley – no sabemos cuándo – se precisaría todavía desarrollar 2 reglamentos[ix].

 CONSIDERACIÓN FINAL

 El anteproyecto presentado por el gobierno es una suerte de AISES empeoradas en algunos puntos que llegará a muy pocas personas

 Si alguien tuviera alguna duda acerca de que estamos regulando unas AISES la disposición transitoria aclara que:

  1. Los procedimientos en materia de ayudas para la integración en situaciones de emergencia social, en su modalidad ordinaria, iniciados conforme al Decreto 281/2011, y no resueltos a la fecha de entrada en vigor de la presente Ley se regirán por ésta.
  2. Asimismo, las solicitudes de renovación de dichas ayudas serán consideradas como nuevas solicitudes, y en consecuencia, les será de aplicación la presente Ley.

Las AISES se han concedido, durante el año 2011 y 2012 no han llegado a 3.000 personas en cada uno de ellos. El 12 de septiembre de 2011 percibían en Extremadura esas ayudas 2.085 personas. Los requisitos exigidos, los procedimientos, hacen que sean una ayuda insuficiente.

Se puede afirmar que, salvo que este anteproyecto cambie muy sustancialmente, y dado los requisitos que se exigen y los procedimientos, similares al decreto de las AISES en muchos aspectos, peores en otros y apenas mejorados en los demás, nos estaríamos encontrando ante una situación similar.

VICTOR MANUEL CASCO RUIZ

Diputado de IU

 Nota: a este estudio seguirá otro analizando la propuesta elaborada por el PSOE

[i] Ayudas para la Integración en Situaciones de Emergencia Social

[ii] Artículo 1 Decreto 281/2011

[iii] Artículo 1 del Anteproyecto

[iv] El IPREM fijado para 2013 es de 532,51 euros mensuales

[v] Artículo 7.2 del decreto 281/2011

[vi] Artículo 9.b

[vii] Artículo 10.d

[viii] Artículo 16.K

[ix] El conde de Romanones solía decir a los diputados: “Hagan ustedes las leyes, pero déjenme a mí los reglamentos”

Anuncios
Acerca de

Blog de la Asamblea local de Izquierda Unida de Cáceres

Publicado en Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Las 4 Esquinas sep-oct 13
Margarita González-Jubete encabeza la lista de IU para la ciudad de Cáceres